Published On: Mie, Abr 10th, 2019

Mientras llegan los ómnibus, démosle vida al punto de los amarillos

Foto de Carlos Arana Martínez.

Qué bueno, La Habana y otras ciudades del país, mejoran cada vez más el servicio de transporte de pasajeros.

Es una buena noticia, no solo para los habitantes de la capital, sino para quiénes desde cualquier punto de la geografía cubana, tenemos que viajar hasta la urbe capitalina u otras localidades de la provincia.

A pesar de las limitaciones económicas de la nación, existen convenios con otras naciones,  proyectos dirigidos a construir ómnibus en el territorio nacional están en marcha y la mirada al futuro al parecer es prometedora.

Alienta además ver como coches ferroviarios y otros equipos destinados a la transportación de pasajeros, ya están en el país.

Sin embarco muchos nos preguntamos, ¿cuándo entrarán algunos medios a los municipios para resolver parte de la difícil situación vivida a diario  cuando tenemos  que viajar en funciones de trabajo, atención médica, visitar la familia  o resolver problemas cotidianos?

El panorama es verdaderamente complejo. Tal es el caso de Cruces, donde el parque de equipos está  sumamente explotado con más de 30 años y un déficit de piezas de repuesto, que no pocas veces impiden las salidas de los ómnibus.

Rutas como las de Cienfuegos, Potrerillo o Santa Clara  sienten  muchas veces el rigor de estos problemas con reiteradas cancelaciones, motivo de   quejas a las entidades correspondientes, incluyendo este medio de comunicación.

La realidad es que dentro de tantas dificultades, especialmente el reforzamiento del bloqueo económico es imprescindible pensar en esas alternativas, cuyos resultados en pleno período especial, demostraron cuánto se puede hacer con lo poco que tenemos en función de resolver las necesidades del pueblo.

¿Por qué ha perdido atención e importancia el papel de los inspectores de transporte en los conocidos puntos de embarque?

Recientemente hablé en otro comentario sobre este particular y la necesidad de emprender acciones de apoyo a quiénes, en mi criterio, hoy deben jugar  un papel social muy importante ante las dificultades en la transportación.

El control de los vehículos cuyos choferes no responden a la señal de pare de los conocidos amarillos y por ende  a sus entidades, tiene hoy que ser una prioridad.

Ello acompañado de medidas disciplinarias en función de revertir la situación y lograr concientizar a quiénes circulan en carros estatales, muchas veces vacíos sin importarle  el anciano que lleva horas de espera, la embarazada, el trabajador o simplemente el niño deseoso de llegar temprano a la escuela.

Ante los problemas materiales, esta es una solución cuyo resultado no depende del presupuesto,  de combustible, de las piezas de repuesto, ni mucho menos del  bloqueo.

El presidente cubano ha llamado en reiteradas ocasiones a buscar alternativas ante los problemas, ser eficientes y atender puntualmente las necesidades del pueblo. Con su gobierno de calle que ha llegado a todos las provincias del país, demuestra que muchas soluciones están en la base y ello requiere de esfuerzo y compromiso, por parte de los  directivos.

Es necesario reevaluar el funcionamiento de los puntos de embarque, lugares económicos para la transportación del pueblo,  convertidos hoy en paradas oficiales del transporte privado con precios altos, saqueadores de la pobre economía de los trabajadores estatales.

Sirva este comentario de alerta a las autoridades, tanto del sector, como a quiénes desde su posición de compromiso popular, pueden hacer que las cosas cambien.

Es  muy duro estar horas enteras esperando trasladarse de un lugar a otro y contemplar pasar vacíos, equipos ligeros, ómnibus y otros medios  estatales de empresas y organismos,  cuyos choferes  ignoran impunemente la necesidad del pueblo.

Tomar medidas ante una alternativa que hace varios años dió frutos en las carreteras cubanas, es la opción que realmente nos queda.

Así estaremos en mejores condiciones de esperar los nuevos equipos, que aunque pueden demorar ante las limitaciones económicas, un día recorrerán nuestros municipios,  como ocurre ya en La Habana y otras ciudades del país.

 

 

abc

Sobre el Autor

- Periodista con más de 20 años en ejercicio. Fue corresponsal del periódico Vanguardia de Villa Clara, la emisora CMHW, Radio Rebelde y Radio Habana Cuba. Laboró como locutor de Radio Ciudad del Mar durante 8 años y labora como periodista de Radio Cruces desde el 2004. Ha obtenido varios premios y menciones en festivales de la Radio en Cienfuegos.

Deja un comentario

XHTML: Puede utilizar estas etiquetas html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>